Duplicar la capacidad de las redes Wi-Fi puede ser suficiente con un solo chip

Duplicar la capacidad de las redes Wi-Fi puede ser suficiente con un solo chip

Más allá de las especificaciones y estándares Wi-Fi del consorcio, se puede avanzar mucho a nivel de hardware, como demuestra la creación de un chip que elimina la necesidad de dos antenas y duplica la capacidad de actuación.

La tecnología inalámbrica de las redes Wi-Fi es uno de los grandes valedores del mundo móvil, junto a las redes 3G y 4G. Aunque guardan pocas similitudes, en todas ellas se dan grandes novedades cada cierto tiempo. Así, por ejemplo, respecto al Wi-Fi vivimos, no hace demasiado, la llegada del estándar 802.11ac. De la misma manera, se presentó más recientemente el estándar enfocado al Internet de las Cosas, bajo el nombre de Wi-Fi HaLow. Otras innovaciones, sin embargo, llegan desde investigaciones que nada tienen que ver con el consorcio Wi-Fi, como han demostrado en la Columbia University.

Hasta ahora, para enviar y recibir datos, los dispositivos móviles utilizaban dos antenas, siendo cada una de ellas dedicada a una sola tarea. Según la investigación del profesor Harish Krishnaswamy y de su alumno Negar Reiskarimian, en el futuro se podrá eliminar una de ellas, aunando ambos procesos en la restante, y operando en la misma frecuencia. Lo mejor es que, además de ese hallazgo, también afirman lograr duplicar la capacidad de la red. Para investigar y desarrollar su chip se han basado en la tecnología Full Duplex, mediante la cual también logran ser mucho más eficientes y, “no perder ni tiempo ni malgastar frecuencias”. En ese sentido, los smartphones ahorran tiempo de carga, datos y, por tanto, batería. El espectro de frecuencias, por su parte, también se beneficia de menor saturación. El chip se encuentra en una primera etapa, y por ello están refinándolo con la ayuda de otros fabricantes.

El nivel de eficiencia tan alto se ha obtenido eliminando el efecto del principio de Reciprocidad de Lorentz, por el cual las ondas electromagnéticas deben seguir el mismo camino al moverse en las dos direcciones. Para superarlo, frente a soluciones anteriores, han implantado transistores de silicio en un chip CMOS con una estructura que permite desviar las señales cuando son capturadas por el emisor y el receptor, para reducir interferencias.

La mala noticia, y la que da más muestra de en qué punto se encuentra esto, es que, de momento, el chip no tiene suficiente capacidad energética de emisión para conectar con una red móvil. Aunque está en el rango de 10 a 100 milivatios, las redes móviles necesitan mayor fuerza. Es algo que podrían mejorar cambiando la disposición de los componentes o eligiendo hardware diferente.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR