Cables submarinos, las grandes autopistas de información

Cables submarinos, las grandes autopistas de información

Aproximadamente el 90% del tráfico de Internet circula a través de cables submarinos, satélites o enlaces de fibra óptica. Estos cables unen los cinco continentes y comunican dos puntos alejados entre sí. Por lo tanto, nos permiten acceder de manera instantánea a la información o comunicarnos mediante el uso de aplicaciones como las videoconferencias o video llamadas.

Aunque en sus inicios los cables eran de hilo de cobre, el material que ahora se utiliza es la fibra óptica, porque entre sus ventajas se encuentra una longeva durabilidad de aproximadamente 25 años. Sin embargo, el tendido de un cable submarino es complicado porque requiere de barcos especializados y buzos expertos. Estos barcos o buques se definen por ser muy sofisticados y por tener una alta tecnología. Conforme navegan los buques cableros, abren un surco en el mar y depositan el cable a través de una ruta estudiada (teniendo en cuenta las irregularidades del fondo marino) que normalmente suele ser corta y recta.

En las rutas se introducen amplificadores que regeneran la señal para que pueda alcanzar y cubrir grandes distancias. Además, como la fibra óptica posee un tamaño reducido, uno de estos cables submarinos puede contener muchos pares de fibra, por lo que la capacidad del enlace se multiplica.

Entre los cables más famosos encontramos el PanAM (recorre 4.410 km uniendo Panamá, Ecuador, Perú y Chile), el MAYA-1 (une Estados Unidos, México, las Islas Caimán, Honduras, Costa Rica, Panamá y Colombia) o el SEA-ME-WE 3 (con un trazado de 18.800 km que une Francia, Italia, Argelia, Túnez, Singapur, Malasia, Tailandia, Bangladesh, India, Sri Lanka, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Egipto).

La directora de operaciones de cableado submarino de Telefónica piensa que “los avances tecnológicos más importantes en comunicaciones de larga distancia surgen en el mundo de los cables submarinos permitiendo instalar capacidades de transmisión más y más elevadas. Las necesidades de incremento de ancho de banda que los servicios de telecomunicaciones demandan, hace que el futuro de las comunicaciones pase por el desarrollo de los sistemas de comunicaciones por fibra óptica y, por lo tanto, por los cables submarinos”.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR